fbpx
6 elementos que necesitas tener en cuenta para diseñar la portada de tu libro

6 elementos que necesitas tener en cuenta para crear la portada de tu libro

En este artículo te vamos a explicar algunos de los elementos más importantes que has de tener en cuenta a la hora de crear el diseño de la portada de tu libro para que este consiga llamar la atención de los lectores y despertar el interés por tu obra. ¡Vamos allá!

1) Los diseños sencillos siempre funcionan mejor

Un buen diseño de portada siempre es claro, conciso y directo. De un solo vistazo comunica al lector cuál es el tema de tu libro con pocos elementos.

Portadas claramente identificadas

Un diseño de portada sencillo se reconoce fácilmente.

Como norma general, es recomendable sugerir en vez de mostrar explícitamente personajes o escenas concretas del libro para así conseguir despertar la curiosidad del lector.

También es conveniente que no des demasiada información al lector. Evita, en la medida de lo posible, mostrar muchos elementos a la vez ya que lo único que conseguirías es que la portada se sobrecargue de información y resulte confusa.

2) ¿Qué comunica la portada de tu libro a los lectores?

Las imágenes, colores y texturas trabajan en conjunto para brindar pistas a los lectores potenciales acerca de cuál es el tema de tu libro.

Debes asegurarte de que estos elementos están comunicando el mensaje correcto.

Si la temática de tu libro es, por ejemplo, de misterio quieres que tu portada transmita los lectores que es un libro de misterio. Si no lo consigues, estarás perdiendo una gran cantidad de lectores potenciales que están buscando específicamente novelas de ese género.

Intriga, ciencia-ficción y romance. No hay duda sobre el contenido de estos libros.

Por el contrario, si la portada hace que tu obra parezca un libro de misterio pero, en realidad, es una novela romántica también te encontrarías con un problema ya que estarías defraudando las expectativas de esos posibles lectores interesados en tu obra.

3) Elije una tipografía adecuada

La tipografía otorga personalidad a una portada y es un elemento muy importante para comunicar a los lectores cual es el género de tu libro.

La tipografía ayuda a reforzar el mensaje y las emociones que quieres transmitir a tus lectores a través de la portada. Una adecuada elección tipográfica puede incluso, sin necesidad de emplear una imagen, transmitir inmediatamente al lector cual es el género de tu libro.

Cómo destrozar la portada de un libro con un simple cambio de tipografía.

La disposición de los elementos tipográficos también es importante. El título del libro y el nombre del autor deben ser colocados con el tamaño y escala adecuados para que interactúen de manera coherente y armoniosa con la imagen de la portada.

4) El tamaño sí importa

Si estás publicando un eBook es probable que lo primero que vean los lectores sea la portada de tu libro como una pequeña imagen en una web.

Incluso vista a tamaño reducido la portada ha de ser inmediatamente reconocible. ¿Se puede leer el título y nombre del autor? ¿La imagen destaca y llama la atención? ¿Pueden reconocerse los elementos de la portada?

La portada ha de seguir siendo lebigle en tamaño reducido.

Dos versiones de la misma portada…¿cual crees que sigue siendo legible a ese tamaño?

No olvides también que esa portada va a verse a un tamaño mayor, sobre todo si tu libro va a ser impreso. Un buen diseño debería funcionar en cualquier tamaño y la versión ampliada de una portada, idealmente, debería revelar detalles adicionales que no se aprecian a tamaño reducido. 

5) Evita clichés y estereotipos

Cada género literario tiene sus propias convenciones que permiten al lector identificar rápidamente cual es el tema general del libro.

Si empleas recursos muy típicos o repetidos en la portada de tu libro corres el riesgo de caer en la indiferencia y hacer que tu obra se convierta en un clon del libro que se encuentra de moda esta temporada.

Esto no quiere decir que no puedas utilizar esta clase de recursos pero es importante intentar ser originales, no repetir imágenes estereotipadas y tratar de llevar el diseño un paso más allá de lo que se espera el lector para conseguir sorprenderle.

Evita clichés y estereotípos en el diseño de la portada.

Puesta de sol con baobab de fondo. Si, tu novela transcurre en África.

6) Ten cuidado con las fotografías de stock

A menos que encargues una ilustración o fotografía personalizada para tu portada de tu libro un recurso que se utiliza a menudo es emplear imágenes de stock.

Si quieres hacer que tu portada sea única es importante que no confíes en una única fotografía de stock para la portada.

Si encuentras una fotografía llamativa e impactante es posible que ya haya sido utilizada en otras publicaciones, anuncios, sitios webs…etc.

Un ejemplo muy llamativo ha sido el caso de la fotografía empleada en portada de la novela “Falcó” de Arturo Perez-Reverte.

Imagenes de stock

Houston, tenemos un problema…

Esto no quiere decir que no puedas usar imágenes de stock pero tienes que emplearlas con inteligencia combinándolas con otras imágenes, modificándolas, recortándolas…las posibilidades creativas son ilimitadas.

Por supuesto también has de disponer de los derechos de reproducción de las imágenes o fotografías que vayas a utilizar en la portada de tu libro.

Esperamos que todo esto te haya servido para conocer mejor que elementos hay que tener en cuenta a la hora de crear una portada eficaz y cuales hay que evitar.

¿Te has encontrado en alguna ocasión con una de estas situaciones? Déjanos un comentario y comparte tus experiencias, estaremos encantados de leerte.

No hay comentarios

Deja tu comentario